Terrero afirma transmisión materno infantil del VIH es de 11.3 %

Santo Domingo.- Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), reveló que la transmisión materno infantil del VIH en el país es de 11.3 %.

El funcionario identificó esa como la principal fuente de infección por VIH en niños menores de quince años.

Al hablar a un auditorio de especialistas reunidos en un congreso auspiciado por la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, el funcionario llamó a formar una alianza para enfrentar la situación.

Terrero explicó que la transmisión matero infantil del VIH, también conocida entre los especialistas como transmisión vertical, es el paso del virus de la embarazada al feto o al niño durante el embarazo, parto o lactancia.

Consideró que los índices de la transmisión por esa vía son inaceptables en un país que cuenta con una Programa Nacional de Reducción de la Transmisión Materno Infantil y con estrategias muy claras.

“Que en la República Dominicana, un país que está mirando al futuro,  el 11.3 por ciento de los niños nacidos de madres nazcan con VIH es, desde todo punto de vista inaceptable, tomando en cuenta los esfuerzos de prevención que despliegan las autoridades a todos los niveles”, precisó.

“En ausencia de medidas preventivas el riesgo de que un recién nacido contraiga el virus a través de una madre con VIH  es de 25 a 35 por ciento”, precisó.

Afirmó que a nivel mundial hay doce millones de mujeres en edad reproductiva que viven con VIH.

Dijo que la transmisión materno infantil puede darse en el embarazo, el parto o la lactancia.

La alianza

Sobre la alianza propuesta para disminuir los indicadores de transmisión materno infantil, el doctor Víctor Terrero observó que la misma debe ser una unión de voluntades entre todas las instancias y personas que inciden en los escenarios de prevención y atención.

“Esta alianza –indicó- debe tener en primera línea al personal de salud, especialmente a los médicos que integran la sociedades especializadas, por su contacto directo con los temas relacionados con la salud reproductiva”.

Indicó la necesidad de hacer mayor fuerza en la humanización de los servicios y fortalecer la relación entre médicos y pacientes.

Puntualizó que la solución de la transmisión vertical del VIH tiene que ver directamente con el derecho a una salud integral de todos los usuarios del sistema de salud.

“El tema de los derechos humanos -agregó- no puede perderse de vista a la hora de buscar soluciones sostenibles y de afinar las estrategias.”

Y añadió: “La República Dominicana tiene derecho a que sus nuevas generaciones de niños nazcan libres del VIH; ese es un derecho inalienable y uno de los grandes retos que tenemos en el ámbito de la salud”.