Refuerzan la seguridad en el Palacio de Justicia

Las autoridades reforzaron la seguridad en el perímetro del Palacio de Justicia de esta jurisdicción, donde a las 2:00 de la tarde se espera la lectura de la sentencia por el asesinato de la adolescente Emely Peguero.

Un grupo agentes de la unidad Swat de la Policía Nacional fue puesto en la entrada principal de la institución y se dispuso el cierre de las calles que rodean el Palacio de Justicia.

El coronel Raúl Clime, comandante de la Policía Nacional en San Francisco de Macorís, detalló que son más de 110 efectivos tanto de la Policía Nacional como del Ejército que estarán en los alrededores del Palacio de Justicia para garantizar el orden público y evitar disturbios.

Los grupos de lucha popular han estado haciendo manifestaciones y han amenazado con protestas violentas si los jueces que tienen que dar un veredicto hoy en la tarde no emiten una condena contra Marlon y Marlin Martínez, quienes están acusados del crimen.

Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de esta jurisdicción, María de los Ángeles Concepción, Víctor Inoa y Arelys Camacho, tienen varias solicitudes de las partes en el proceso a considerar, que en resumidas cuentas, se agrupan en condena o descargo de los imputados.

Las amenazas de protestas violentas

Aunque todo parece estar en calma en San Francisco de Macorís, los lugareños hablan entre ellos sobre lo que pasaría si la sentencia de los jueces del Segundo Tribunal Colegiado contra los acusados del asesinato de Emely Peguero no cumple con sus expectativas.

“30- 20 (años), sino nos fuimos todos para afuera hoy”, “aquí la sangre va a correr por los contenes como si fuera agua. Esos tiros van si no hay 30-20”, “no es la justicia, es el pueblo”, son las opiniones de algunos de los comunitarios que rodean el Palacio de Justicia en espera de que a las 2:00 de la tarde dicten sentencia contra los imputados Marlon y Marlin Martínez.

Otros ciudadanos han sido más conservadores y apelan a la sensatez de los magistrados, de quienes esperan “una condena ejemplar”.

“Los jueces saben que hay un pueblo, hay un país, hay un mundo que espera una condena ejemplar para que otros no cometan el mismo error”, dijo a Diario Libre un ciudadano.

El Ministerio Público solicitó 30 años de prisión contra Marlon, acusado de asesinar a su novia, la adolescente embarazada, Emely Peguero. Además, pidió que fuera condenada a 20 años la madre de este, Marlin Martínez, a quien se le imputa el delito de complicidad.