Ley de primera infancia garantizaría modelo de atención

La aprobación de la ley de primera infancia garantizaría que este modelo de atención para la primera infancia perdure en el tiempo y reciba los recursos necesarios, independientemente del gobierno de turno.

La afirmación es de la especialista en temas de niñez, Diana Urueña Mariño, que participó como expositora en el seminario sobre “Derechos y Políticas Públicas de la Primera Infancia en RD” organizado por el Inaipi.

Urueña Mariño señaló que pese a los avances que ha presentado el país en los últimos años hace falta avances desde lo normativo, una ley que mande a implementar acciones permanentes y continuas a favor de la primera infancia.

“Una apuesta por la atención integral de niños y niñas. Se supone que sea un referente normativo con los actores no solo que forman parte regularmente de esto sino de involucrar de manera ampliada a todos los que de alguna forma participan del desarrollo de la primera infancia como  los responsables de producir agua potable, los de cultura, recreación”  reflexionó la especialista.

La Primera Infancia requiere una protección especial e integral siendo la familia la primera responsable en proveerla. El Estado debe velar por su protección fortaleciendo a las familias, a los organismos e instituciones estatales específicos para la etapa y a las organizaciones de la sociedad civil que contribuyan a dar respuesta a las necesidades e intereses de los niños y niñas.

En algunos países de America Latina, como Uruguay,  Colombia y México, donde esta iniciativa está vigente, el Estado deberá garantizar  los derechos de mujeres embarazadas, niños y niñas menores de 6 años.

En tal sentido, garantizará que cada niña o niño: Crezca en condiciones que favorezcan y optimicen su desarrollo físico, motor,cognitivo, socio afectivo, en función del potencial de “desarrollo humano” con el que nació.

Cuente con padre, madre, familiares y/o adultos referentes que le acojan y garanticen una serie de condiciones materiales (especialmente una vivienda digna), emocionales y ambientales compatibles con su interés superior, goce de un óptimo nivel sanitario, presente y mantenga un estado nutricional adecuado.

También  garantizar que el niño construya su identidad en un marco de diversidad, crezca, se desarrolle y aprenda en ambientes familiares, socio-comunitarios y educativos que conozcan, promuevan, respeten y garanticen sus derechos, actuando de inmediato ante la eventual exposición a situaciones de riesgo o vulneración. Tenga acceso a igualdad de oportunidades sin diferencias establecidas por el contexto socioeconómico de origen y/o de pertenencia.

Avances RD

Consideró que los acuerdos interinstitucionales  entre los Ministerio de Salud y Educación  en temas de primera infancia, así como la entrada de operación de  servicio a través de los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (Centros CAIPI), llamadas popularmente Estancias Infantiles y Centros CAFI del Programa de Base Familiar Y Comunitario.