Condenado por homicidio se fuga de centro de salud de Nagua

Un condenado a 30 años de prisión por los delitos de asociación de malhechores y homicidio se fugó a mano armada de un centro de salud en Nagua, provincia María Trinidad Sánchez, informó este martes la Procuraduría  General de la República.

La institución identificó al fugado  como Jorge Gabriel Baéz Abreu e informó  que  inició  una exhaustiva investigación para determinar responsabilidades penales en el caso. El hecho ocurrió  ayer.

A través de una nota de prensa, la Procuraduría  informó que  todos los recursos al alcance de esa institución y de los organismos de seguridad del Estado, fueron activados para la localización y apresamiento, lo más pronto posible y como sea necesario, dentro de lo que permiten las leyes y la Constitución del país, tanto del fugado como de sus cómplices.

La Dirección de Comunicación de la institución explicó que las investigaciones avanzan y dijo que gracias al esfuerzo y la labor desplegada por la Policía Nacional junto a los demás organismos de seguridad del Estado, ya fue localizado en el municipio de Cabrera de dicha provincia, el vehículo en el que se cometió la condenable acción delictiva.

La Procuraduría llamó al prófugo y a sus secuaces, para que se entreguen lo más pronto posible, utilizando para esto cualquier dependencia del Ministerio Público, o de la vía que entiendan pertinente, garantizándoles que les serán totalmente respetados sus derechos humanos.

La institución advierte que cualquier colaboración con el fugado o sus cómplices es un delito que implica la violación a los artículos números 265, 266, 237 y 243 del Código Penal Dominicano, que sancionan los delitos de asociación de malhechores y la evasión de privados de libertad y ocultamiento de criminales, conllevando sanciones desde 5 a 20 años de prisión.

Indica además la PGR, que por tratase de una investigación con diligencias en curso, de conformidad con lo establecido por el artículo 291 de Código Procesal Penal, por el momento deben mantenerse bajo reservas la divulgación de los detalles de la misma, para no entorpecer su desarrollo y facilitar que se logre la recaptura del fugado y de sus colaboradores.

Baéz Abreu cumplía la pena máxima de 30 años de prisión en la cárcel pública de Nagua por los delitos de asociación de malhechores y homicidio.