De acuerdo con el informe del Banco Central ofrecido ayer, este año el nivel de inflación cerrará en 1.3 por ciento

En la economía dominicana, que se estima cerrará este año 2018 con un crecimiento del 7%, se generaron en divisas unos US$30,000 millones por concepto de exportaciones de bienes, turismo, remesas, inversión extranjera directa y otros ingresos por servicios.

Eso ha facilitado la acumulación de Reservas Internacionales Brutas, que alcanzan (según el corte hecho al 26 de diciembre de 2018) unos US$7,173.4 millones, equivalente a 4.1 meses de las importaciones, excluyendo las zonas francas, de acuerdo con informaciones del Banco Central de República Dominicana (BCRD) dadas a conocer ayer.

El informe, presentado por el gobernador, Héctor Valdez Albizu, junto a un equipo de los principales funcionarios de la institución, indica que según cifras preliminares del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE), ese crecimiento que tendría la economía será el resultado de una variación acumulada de 6.9% en enero-septiembre y una estimación preliminar de 7.1% en el último trimestre del año. De forma particular, Valdez Albizu destacó en rueda de prensa que el IMAE experimentó incrementos anualizados de 6.8% y 7.2% en octubre y noviembre, respectivamente, esperándose una variación interanual de 7.1% en diciembre.

El funcionario habló con satisfacción sobre el desenvolvimiento económico dominicano, aunque volvió a reiterar la necesidad de que haya mejores salarios para los empleados, especialmente aquellos situados en el segmento más bajo de la población. El Banco Central dejó claro que la economía local continúa expandiéndose por encima de su potencial, manteniendo el liderazgo regional en toda América Latina.

En detalles el crecimiento sectorial en 2018, que sumado de forma conjunta daría el crecimiento del 7% al que se refiere en BCRD es el siguiente: Comunicaciones creció 11.0%, Construcción (10.6%), Zonas Francas (9.1%), Salud (8.8%), Comercio (8.5%), Servicios Financieros (7.9%), Agropecuario (6.5%), Transporte y Almacenamiento (6.5%), Manufactura Local (6.0%), Energía y Agua (5.7%) y Hoteles, Bares y Restaurantes (5.6%), entre otros. El BCRD asegura que de acuerdo a las últimas cifras disponibles de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT), en el año 2018 se estarían generando en promedio unos 160,000 nuevos empleoos netos y que la tasa de ocupación de la economía, es decir el porcentaje de trabajadores sobre la población en edad de trabajar, se ubicaría alrededor de 60.0%, más alta que el promedio de 56.7% de América Latina y el Caribe, conforme a la reciente publicación del Panorama Laboral de la región de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Indicó que la tasa de desocupación abierta (de aquellos desocupados que están buscando activamente trabajo) se ubicó en 5.6%, conforme las últimas cifras disponibles, por debajo del promedio de 8.4% que registra América Latina y el Caribe según la OIT.

El impulso y lo privado

Valdez Albizu dijo que el incremento del sector construcción fue impulsado fundamentalmente por iniciativas privadas en el desarrollo de proyectos inmobiliarios de viviendas de mediano y bajo costo, establecimientos comerciales, la expansión de la oferta de unidades hoteleras del sector turístico y la diversificación de la matriz de generación de electricidad, entre otros. Sostuvo que el dinamismo de la construcción durante 2018 se ve reflejado en el crecimiento que se observa hasta la fecha en el volumen de ventas de los principales insumos como son las estructuras metálicas (14.8%), pintura (9.4%), cemento (6.9%) y el resto de materiales (11.1%).

El sector financiero dominicano continúa exhibiendo robustos indicadores de liquidez, rentabilidad y fortaleza patrimonial, con baja morosidad (1.75%) y un índice de solvencia de 18.4%, por encima del 10% establecido en la Ley Monetaria y Financiera y de las recomendaciones de Basilea III, según la Superintendencia de Bancos, dijo el gobernador Valdez Albizu. Mientras la proporción de provisiones para cobertura a los créditos vencidos se ubica en 167.1%, muy superior al 100% considerado adecuado.

La institución expuso que el coeficiente de liquidez del sistema financiero se ubica en 19.0%, más que suficiente para cubrir los requerimientos de encaje legal y cumplir los compromisos de corto plazo; mientras que la rentabilidad sobre el patrimonio promedio (ROE) se sitúa en 19.50% y sobre los activos promedio en 2.30%, coeficientes que se mantienen entre los mayores mostrados por las entidades bancarias de los países de la región, miembros del Consejo Monetario Centroamericano.

El BCRD resaltó el aumento de la cartera de préstamos del sistema financiero armonizado de RD$113,880.4 millones (10.9%) durante 2018.

Cambio que se produjo en panorama económico

Al referirse a la ejecución de la Política Monetaria durante el año 2018, el gobernador manifestó que, durante los primeros seis meses el BCRD mantuvo el estímulo monetario puesto en marcha en julio de 2017. Indicó que como resultado de condiciones de liquidez favorables y tasas de interés más bajas, el crédito se mantuvo creciendo por encima de la expansión proyectada del Producto Interno Bruto nominal, lo que contribuyó a dinamizar la economía a través de un incremento en el consumo y la inversión.
No obstante, explicó que a partir del segundo semestre de 2018 el panorama económico cambió drásticamente, acelerándose el proceso de normalización monetaria en Estados Unidos, lo que provocó una apreciación del dólar a nivel internacional y presiones sobre las monedas de algunas economías emergentes, sumado a precios del petróleo superiores a US$70/barril. Bajo ese nuevo escenario, el BCRD decidió moverse en el mes de julio a una postura de política monetaria más neutral (menos expansiva).

En cifras
“El déficit de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos se ubicaría en US$1,136 millones al cierre de 2018”, dijo el BCRD.

Panorama
Las importaciones totales, en el 2018 cerrarían en US$20,336.0 millones, con un incremento de 14.9% respecto a 2017.