Tres niños con malaria en los Jardines del Norte

SANTO DOMINGO. El depósito de escombros y basura en la calle Jardines Encantados del sector Jardines del Norte de esta capital ha dañado una alcantarilla y provocado el estancamiento de agua que hoy es una laguna de criadero del mosquito anofeles que trasmite la malaria.

Según la junta de vecinos del citado sector, cerca de este depósito de agua hay un colegio en el cual se han reportado tres niños infectados con la enfermedad.

“Estas aguas deben correr hasta una cañada que hay en el Jardín Botánico, pero debido a que la gente por muchos años lanza escombros, palos y basura cerca se forma una laguna contaminante que pone en peligro a todos los habitantes de este sector de los Jardines y a los niños del colegio”, expresó José Antonio Sánchez, miembro de la Mesa Comunitaria de Jardines del Norte.

Expresó que el trabajo por hacer en este lugar es bastante amplio y que para ello el sector ha tratado de mantener un acercamiento con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones y el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

Hay cuatro especie de malaria que afectan al hombre, de acuerdo con la literatura médica: Plasmodium falciparum; Plasmodium vivax; Plasmodium malariae y Plasmodium ovale.

Los más frecuentes son el paludismo por Plasmodium falciparum y por Plasmodium vivax, y el más mortal el paludismo por Plasmodium falciparum. Esta última es la que afecta al país.

De acuerdo al más reciente boletín de la Dirección General de Epidemiología (DIGEPI), durante este 2018 se ha registrado 269 casos de malaria en el país.